7 pasos para hacer que su vecindario de Chicago sea más seguro

Por Elaine Hegwood Bowen, M.S.J., ACCESS Media Relations Specialist
julio 15, 2018

Durante el Mes Nacional de la Seguridad en junio, se nos recuerda de la importancia de crear comunidades más seguras en Chicago. Amamos a nuestra ciudad y queremos asegurarnos de que cada vecindario sea lo más seguro y protegido posible.

El abuso de drogas y la violencia siguen siendo problemas muy presentes en la mayoría de las comunidades en todo el mundo, y los esfuerzos de la comunidad a través de la participación grupal han tenido un gran impacto en la lucha contra estos problemas.

1.      Únase y establezca un Grupo de Comunidad Segura
El primer paso es reconocer que hay un problema y darse cuenta de que los miembros de la comunidad pueden marcar una gran diferencia. Depender de una persona ajena para arreglar sus problemas puede ser ineficaz, porque la proximidad al problema es la clave. Un Grupo de Comunidad Segura tiene la ventaja de identificar los aspectos inseguros en un vecindario en particular y unir a las personas para encontrar soluciones.


2.      Use información para identificar las principales causas de heridas o perjuicios
Averiguar las principales causas de heridas y muertes en su comunidad es un buen lugar para comenzar. Esto le permite enfocarse en esos problemas específicos y formular medidas para combatirlos. El departamento de policía local de su área debe proporcionarle información sobre la causalidad de las víctimas en su área.


3.      Aplique al Programa de Comunidad Segura
El modelo de Comunidades Seguras América es un enfoque eficaz para reducir los peligros en las comunidades. Vea los beneficios de unirse aquí.


4.      Haga una lluvia de ideas en conjunto sobre estrategias de mejora
Cuantos más pensadores, mejores son las estrategias. Es importante prestar atención a lo que  se ha estado haciendo en el pasado para hacer que su comunidad sea más segura y así decidir cómo puede mejorar sus estrategias ahora y en el futuro. Este paso también aumenta la conciencia y hace que más personas hablen sobre los problemas en su comunidad.

5.      Informe a la comunidad sobre dónde los miembros pueden encontrar ayuda y recursos, y facilítelos.
Tener ayuda y recursos disponibles es excelente, pero no tienen mucho impacto a menos que sea fácil de acceder. Cuanto más accesibles sean los recursos, más personas los utilizarán.

6.      Educación y formación en la comunidad
La educación y la capacitación son extremadamente importantes para una comunidad segura. Educar a los miembros de la comunidad sobre cómo evitar que ocurran eventos inseguros puede ayudar a disminuir la cantidad de situaciones de crisis. Por otro lado, la capacitación enseña a las personas qué hacer en caso de una crisis. La formación de la comunidad orientada a identificar qué medidas de acción tomar si es testigo de abuso de drogas, violencia doméstica, allanamientos y más, puede ayudar a sus vecinos a lidiar mejor con estos problemas.


7.       Cuide a sus vecinos
Si observa que sus vecinos pueden necesitar ayuda, no tema hablar con ellos, sus seres queridos o un profesional capacitado al respecto. Conocer a los demás y cuidar la espalda del otro es absolutamente esencial para una comunidad segura.

En ACCESS, hemos dado este paso en serio. En los últimos años, ACCESS ha fortalecido su asociación con el Departamento de Policía de Chicago para ayudar a promover la seguridad de nuestros pacientes, el personal y los demás miembros de la comunidad. También colaboramos con varios distritos del Departamento de Policía de Chicago en eventos específicos para promover la seguridad dentro de las comunidades que orgullosamente servimos.

Fuente de Información: https://www.nsc.org/home-safety/get-involved/safe-communities